El matecito nuestro de cada día

matecito-nuestro

Qué efecto provoca el mate una vez que llega dentro nuestro?

El organismo humano debe mantener un nivel de alcalinidad determinado. De hecho el margen en que ésta puede variar es pequeñísimo. Podemos ingerir aimentos cuyo efecto, una vez digeridos, sea alcalinizante, o bien acidificante, en cuyo caso se ponen en acción mecanismos orgánicos que evitan que ese delicado margen de alcalinidad se vea afectado. Pero, de ser así, nos sale caro, pues ello ocurre a costa del hurto de ciertos minerales a distintas estructuras internas, por ejemplo, los huesos. Y ni hablar del gasto extra de energía que ello le demanda a todo el sistema. Esto es una explcación resumidísima de lo que significa que optemos por alimentos acidificantes.

Ahora bien, vamos a nuestro delicioso mate diario. Ya se imaginan…no? Sí, no es del bando de los alcalinos. Pero no todo esta perdido, amigos. Hay varias cosas que podemos hacer para volverlo “más sanito”. Aquí van:

  1. Primero y principal: comprar siempre yerba orgánica. Siempre. No sólo evitaremos contaminarnos con productos químicos utilizados en un cultivo no-orgánico, sino que será yerba de secado natural. Todo esto se traduce en un producto menos acidificante (y contaminante!).
  2. Yuyos: el agregado de una buena cantidad de yuyitos, no es únicamente un factor alcalinizante, sino saborizante. Qué yuyaje ponerle? Poleo,peperina,melisa,llantén,menta,cedrón,manzanilla,boldo,lavanda,yerba del pájaro,eucaliptus,etc. Cada uno debe probar distintas combinaciones, hasta hallar la propia. Las cantidades pueden ir desde unos pocos yuyitos, hasta hacer mitad yerba mitad yuyos(y nadie dice que sea el límite).
  3. El agua: se puede utilizar una infusión de alguno de los antes mencionados  yuyitos como agua para cebar. Tambien se pueden adicionar unas rodajitas de jengibre, para aquellos amantes de su característico sabor. Y también unas ramitas de canela.
  4. Azúcar? La blanca común refinada, decididamente NO para quienes busquen un mate más sano. Entonces? Azúcar natural mascabo y miel de abejas(orgánica preferentemente), son las opciones que al menos en Argentina se presentan como primarias. No sé cómo puede resultar el sirope de agave o de arce. Para aquellos que padecen diabetes, la solución es la stevia, ya sea en polvo, líquida o el yuyo mismo(personalmente, optaría por éste). Tambié la adición de unas cascaritas de naranja o limón, pueden conferirle cierta “idea de dulzor”. Consejín: si vamos a usar miel o azúcar mascabo, es una buena idea el colocarlas directamente en el agua caliente, así evitamos la constante reposición de las mismas en el mismo mate.

Ultimos consejos:

  1. Si vamos a respetar nuestros ciclos vitales, lo mejor es consumirlo por la tarde, y no a la mañana.
  2. Si se nos antoja acompañarlo con algo, tengamos en cuenta que las harinas son altamente acidificantes, por ende no es la mejor opción. Podemos entonces elegir alguna galleta deshidratada hecha a base de semillas, algún bombón de frutos secos y miel, una barra de cereal(no industrial),una galleta de arroz tostadita y con alguna mermelada bien natural,etc.
  3. Nunca tomarlo justo después de las comidas, pues tiene un principio activo(mateína), que al igual que el té(teína) o el café(cafeína) impiden la absorción de ciertos minerales, como ser el hierro.

Social



Comentarios

  • Hola Karen! Excelente información! Qué me recomiendas para desayunar, entonces? Suelo tomar mates con alguna tostada/factura… que según veo está terriblemente mal! jajaja

    Gracias! Y felicitaciones por el excelente trabajo!

  • Hola Hernán, hoy publiqué un artículo sobre desayunos. Más adelante iré publicando más opciones. Cualquier duda, preguntá tranqui.

  • ¡Eh, no sabía lo de los bombones con el mate! Hasta ahora, lo he tomado con dátiles. Tenés razón. ¡Qué boludos soy! Si el dátil es casi como un bombón. ¡Ah, me identifico! Soy Federico Aguilera. Estoy camuflado hasta la pipeta. Quería aggiornarme 😉

  • Bueno! En plan de seguir con las coincidencias, Karen, te cuento que, desde antes de leerte, nuestro mate de cada día siempre lleva unas rodajas de jenjibre orgánico y unas ramitas de canela! Yuyos? Variados , dependiendo del día.
    Y con yerba orgánica.
    Bueno, me hacés sentir mejor! Es que era de sospechar que algo tan, pero tan rico tenía que tener un lado más amargo…
    Pero bueno, todo sea x hacerle el aguante al mate. Cualquier cosa con tal de no abandonarlo!!!!

  • Luis

    La canela no pega para nada, es como mezclar un asado con un caramelo. Yerba Meona, Ortiga, Uva Ursi tampoco son agradables.

    A las que le doy el visto bueno es a la Cola de Caballo, Peperina (poquito), Poleo, Burro y cáscaras de naranja o limón.

    Si alguno sabe otra yerba etc que sea agradable y alcalinice (…) el mate que chifle. 🙂

    • Karen Li Markowicz

      Es muy relativo qué pega y qué no, pues como todo en gastronomía, más allás de criterios comunmente aceptados, lo que cuenta es el paladar de cada quien. Personalmente me encanta introducir un par de ramiras de canela en el agua del mate, en aquellas ocaciones en que opto por un mate dulzón. Es más: canela, jengibre, naranja y miel, logran un resultado muy interesante junto al amargor natural de la yerba.

      Por eso, es bueno tener presente que todo es relativo en campos donde el agente evaluativo son las sensaciones personales.

    • Vale Boruch

      Para mí, la canela en el mate es lo más! Aún antes de leer a Karen, ya le ponía una rama de canela y una rodajita de jengibre. Si querés consejos de yerbas agradables, probalas y fijate qué te gusta ponerle a vos. A cada uno le gusta ni más ni menos que lo que a cada uno le gusta!

  • Roberto Rassera

    Gracias por compartir Karen… Excelente informacion…
    Saludos.,