Primeros Pasos en la Transición II

Transición I

Aquí se detallarán una serie de pasos concretos que pueden ser fácilmente implementados desde que decidimos emprender el cambio. Qué cosas tener a mano, y qué cosas desechar de nuestra cocina.

Sacar de nuestra alacena

  1. Sal común
  2. Azúcar común
  3. Edulcorantes
  4. Aceites que no sean de primera presión en frío
  5. Harina de trigo blanca
  6. Arroz blanco
  7. Jugos de sobre-jugos envasados
  8. Lácteos

La lista podría extenderse bastante, pero considerando que de efctuarse estos cambios, ya es un gran paso, la propuesta es lograr concretar estos items, y mantenerlos, por al menos un par de semanas antes de incorporar nuevos cambios. Recuerden que debe ser paulatino todo cambio que realizamos en nuestra alimentación: no sólo el organismo debe habituarse, sino la contraparte psicológica.

Reemplazar por

  1. Sal marina, o marina enriquecida, y/o andina(también llamada rosa)
  2. Azúcar mascabo o miel, son las opciones más convencionales. Para veganos puede ser: miel de arroz o cebada, salsa de dátiles, o estevia. Para quien tenga acceso al mismo, tambíen el yacón.
  3. Quién esté muy acostumbrado a los (nocivos) edulcorantes artificiales, puede reemplazarlos por estevia en polvo, líquida, eincluso usar las hojas directamente(por ejemplo en infusiones o mate).
  4. Aceites de primera presión en frio(en lo posible orgánicos). Para cocinar, el único apto es el de oliva. Para otras preparaciones tenemos el de girasol. Para usar en cantidades menores: lino, chía, y gérmen de trigo.
  5. Harina de trigo integral. Podemos usarla en combinación con la harina de centeno.
  6. Arroz yamaní, y arroz integral.
  7. Preparar limonada para todo el día (agua+limon+miel). Sino tomar agua filtrada, es la opción más sencilla y saludable. SI quisiésemos sumar un cambio un poco más profundo en esta etapa, podríamos incorporar el kéfir (bebida enzimática levemente gasificada).
  8. Leches, quesos, y yogures vegetales. Tenner en cuenta que el lácteo animal no debe ser reemplazado por cuestiones de nutrientes, sino más bien por razones de hábitos, y para sumar variedad a nuestra dieta.

Es imposible generalizar, por lo tanto si para algunos son demasiados cambios para concretizar simultáneamente,entonces organizarse de la siguiente manera, por ejemplo: durante dos semanas, implementar 4 puntos, y en las próximas dos, agregar los últimos 4. Paralelamente tratar de llevar a cabo los cambios pertinentes al consumo de carne explicados en el artículo anterior.


Social



Comentarios