Zapallito Vivazmente Relleno

abril 29, 2011 0 Comentarios En: Cocina Viva
zapallito-crudo

Súper fácil y rápido, un bocadillo crudo que puede obrar de entrada, o bien de plato principal.

Ingredientes

  1. Zapallito, 1
  2. Espinaca fresca y cruda, unas 20 hojas
  3. Tomate. 1
  4. Semillas zapallo, 2 cdas. soperas   (puede ser el remanente de leches vegetales, sea de zapallo, almendras, nueces o castañas, por ej.)
  5. Hakusay, 3 ó 4 hojas
  6. Sal marina o andina y pimienta, a gusto
  7. Salsa de soja y jugo de limón

Elaboración

  1. Si entramos en la categoría de “planifico mis comidas”, lo ideal es hacer esto la noche anterior:lavamos bien el zapallito con cepillito y bicarbonato(si no es orgánico), lo cortamos al medio, lo vaciamos con una cuchara, y dejamos las dos mitades vacías en remojo : poner ambas en un recipiente, y cubrirlas con salsa de soja, jugo de limón, sal y un poco de agua, de modo que queden sumergidas. Ahora bien, si lo queremos hacer en unas pocas horas,  realizamos el procedimiento con esa antelación. Y si tenemos hambre y deseamos devorar algo cuanto antes, sabremos que no quedará tan impregnado, pero igualmente rico y nutritivo será, así que nos limitamos a salarlo.
  2. En la licuadora ponemos el tomate, la espinaca,las semillas de zapallo, y la sal (y por qué no algun otro condimento que tengamos a mano y que nos dicte nuestro instinto).
  3. Paralelamente cortamos finas tiras de hakusay, que luego mezclaremos con nuestro relleno.
  4. Llenar las mitades del zapallito con nuesrta preparación.
  5. Ideal para comer con la mano! (Recordemos que el tacto es un sentido que culturalmente se le ha restado importancia a la hora de alimentarse, y que forma parte de esta experiencia, enriqueciéndola a todo nivel: a nivel consciente se torna más disfrutable, y a nivel inconsciente, nuestro sistema nervioso central es capaz de recibir mayor caudal de información y así enviar señales más precisas al sistema digestivo).

Nota

Para aquellos que nunca han probado un zapallito crudo, les aconsejo encaren este plato sin expectativas de hallar semejanzas con la textura y sabor del zapallito cocido. Es otra cosa: es el zapallito real! Así como lo ofrece la Pacha, lleno de vida, crujiente. Así que receteen sus ideas acerca de este fruto, y dejen que la Naturaleza -sin procesos destructivos mediante-se haga agua en sus bocas.


Social



Comentarios