Galletitas de Almendras

junio 10, 2011 0 Comentarios En: Cocina Viva, Desayunos
galletas-de-almendras

Galletas vivas, nutritivas y gustosas.

Ingredientes

  1. Almendras, 1 taza
  2. Pasas de uvas, 3/4 taza
  3. Dátiles, 5
  4. Canela, una pizca

Elaboración

  1. Moler las almendras junto a la canela
  2. Agregarle las pasas, procesar.
  3. Agregar los dátiles deshuesados, procesar.
  4. Formar un bollo, estirar y cortar con molde las galletitas
  5. Deshidratar a 50ºC unas 15 horas.

Recordemos…

Que las galletitas a las que estamos acostumbrados, en general llevan harina de trigo, huevo y azúcar o miel. Aquí existen varias incompatibilidades nutricionales, por ejemplo:

  • Huevo + harina= proteína +fécula, resulta en malas digestiones(la digestión estomacal de la proteína retrasa la de la fécula-que es a nivel intestinal-, produciéndose así fermentaciones) y consecuentemente una absorción deficitaria de los nutrientes.
  • Huevo + azúcar(o miel)= proteína+ azúcar, sucede lo mismo, no se digiseren bien en una misma ingesta. Los azúcares inhiben la secreción de los jugos estomacales que se necesitan para digerir las proteínas.
  • Azúcar + fécula : Azúcar inhibe la secreción de ptialina salivar, necesaria para la correcta digetión de la fécula, en este caso la harina.

Por otra parte:

  • El trigo es generador de moco a nivel respiratorio e intestinal, es adictivo y sus péptidos opiáceos resultan en un comportamiento más aletargado de quien lo consume (este letargo se manifiesta a nivel intestinal en la lentificación el tránsito).
  • También, no olvidemos se trata de un producto cocido, que por ende genera leucocitosis digestiva, bajando nuestras defensas como consecuencia directa de ello.
  • Y para finalizar, toda fécula y azúcares sometidos a procesos de calor intenso, generan sustancias tóxicas inexistentes previamente, como ser por ejemplo las famosas acrilamidas(derivado de la cocción de las féculas).

Conclusión

La idea es saber más sobre lo que comemos, sobre el combustible que ponemos en nuestra maquinaria biológica, y desde aqllí, hacer un balance con lo que deseamos, llegando a un equilibrio, único y personal para cada ser.

Un consejo generalizado, sería no consumir a diario aquello que sabemos no es bueno para el funcionamiento de nuestro preciado organismo, pero no privarnos de aquellas cosas que aún están asociadas al placer, de vez en cuando. De esta manera, incluiremos nuevos alimentos, nuevos métodos de cocciones que poco a poco nos resultarán tan deseados como los otros a los que por tantos años nos acostumbramos.

 


Social



Comentarios