Sopa de Papa

sopa-de-papas

Sencilla y muy sabrosa, esta sopita puede ser de gran utilidad en estas noches frías que corren.

Ingredientes

  1. Papas, 3 grandes
  2. Cebolla,1 grande
  3. Apio, 2 ramas
  4. Granos de pimienta negra, aprox. 6
  5. Sal marina gruesa, 2 cdas al ras
  6. Levadura de cerveza en copos, 4 cdas.
  7. Aceite de oliva(p.p.en frío),2 cdas.
  8. Albahaca y perejil frescos picaditos, 3 cdas
  9. Hakusay en juliana, 1 cdas por comensal
  10. Agua filtrada, 2 litros
  11. Queso rallado vegetal, a piacere

Elaboración

  1. Pelar y cortar las papas en cuadraditos
  2. Cortar luego cebolla y apio bien chiquitos
  3. Colocar los 2 litros de agua en la cacerola juntos a las tres verduras cortaditas.
  4. Agregar sal y pimienta
  5. Cocinar hasta que la papa esté blanda como para comer
  6. Con ayuda de algún implemento de cocina, como ser una espumadera, reservar lo que sería una papa aproximadamente, en otro recipiente.
  7. Agregar a la sopa: la levadura y el aceite
  8. Con mixer de mano, procesar todo, cuestión de que nos quede una sopa crema.
  9. Incorporar la papa apartada, y la juliana de hakusay (o puede ser de espinaca, pero bien finita, tipo “fideos”)
  10. Espolvorear las hierbas
  11. Aderezar con una cucharadita del queso vegetal.

Notas

  • Si deseamos más enzimas ( además de las que nos aporta el aceite de oliva de prim pres. en frío, la levadura (siempre que no haya pasado por procesamientos térmicos),y las hierbas y el hakusay podemos agregarle una o dos cucharadas de salsa de soja no pasteurizada, y si nos gusta, un diente de ajo(o medio) crudo, previo a  que procedamos con el mixer. También podemos picar bien finito una cebolla de verdeo y dejarla flotando(una cucharada por persona) en cada plato. Esto si aprendimos ya a disfrutar de estas variedades de la Naturaleza en su estado crudo y natural.
  • Podemos incorporar al queso sésamo molido, y así gozar de los beneficios que nos aporta esta semilla (mucho calcio, por ejemplo).
  • También podríamos espolvorear unas algas nori en escamas (sin exagerar, si es que no nos gusta el gusto a “mar”, pero no os preocuipéis que unas pocas no se sienten).
  • Si estamos decididos a combatir el frío, podrermos incluir especias: muy poquito de pimienta de cayena, cúrcuma, nuez moscada, y comino.

Social



Comentarios