Canelones de Humita

septiembre 26, 2012 0 Comentarios En: Cocina de Transición, Salados
canelones de humita..

Sin harinas y sin lácteos: sólo con verduras podemos en poco tiempo, obtener un plato exquisito y saludable. Manos a la obra pues!

Ingredientes (como para dos adultos y dos niñitos, con acompañamiento de ensalada)

  1. Hojas grandes de repollo blanco, 10
  2. Choclos, 4
  3. Zuchinis medianos, 2
  4. Puerros medianos, 3
  5. Zanahorias grandes, 2
  6. Berenjena morada grande, 1
  7. Oliva, 6 cdas
  8. Sal rosada, a gusto
  9. Nuez moscada y ajo en polvo, a gusto
  10. Queso rallado vegetal (semillas de girasol y de calabaza+cúrcuma+sal+cebolla deshidratada+algas kelp, todo molido), 3 cdas para el relleno, y más para espolvorear

Elaboración

  1. Saludamos cordialmente a nuestra vaporiera y le colocamos las hojas de repollo, los choclos y la berenjena pelada y troceada en 4 partes. Cocinamos todo esto al vapor unos 25 a 30 minutos.
  2. Empuñamos el pelapapas, y cortamos finas tiras de zanahorias y de zuchinis. Las apilamos y hacemos cortes transversales, obteniendo así unos simpáticos y delgados cuadraditos.
  3. Cuchillo en mano! y a fraccionar los puerros finamente (incluida la parte verde)
  4. Entra la sartén a escena, con unas pocas gotas de oliva en ella, que esparciremos con un papel de cocina hasta que brille, sin exceso alguno de materia grasa. Sobre ella se desliza nuestro mix de las recién picadas verduras, que se irán cocinando a fuego medio y con tapa por no mucho tiempo: deben quedar tiernas, pero algo crocantes. (Ah! y las salamos previo a prender el fuego).
  5. Choclos: los desgranamos, pero tres de ellos irán a la licuadora, mientras que reservaremos los granos del cuarto. Procesamos los granos +3 cdas de oliva +3 cdas de queso rallado + sal a gusto + una cdita al ras de ajo en polvo, hasta que nos quede una crema lo más homogénea posible.
  6. Armado del relleno: la crema + los granos de choclo + las verduritas de la sartén. Rectificamos sal, por supuesto probando! Y reservamos.
  7. La salsa blanca: colocamos la berenjena en la licuadora, con 2 cdas de oliva, sal y nuez moscada, y procesamos. Si la queremos más liquida, pues le agregamos un poco de agua filtrada y volvemos a licuar.
  8. Nuestra masa: desplegamos las hojas de repollo (deben estar tranparentes), las pincelamos a todas con una cda de oliva, y luego las salamos escasamente.
  9. Lo que resta, ya lo saben: rellenamos, enrollamos, los colocamos en una asadera de horno, los cubrimos con la salsa, y le damos un toquecín de horno, para emparejar temperaturas. Una vez fuera, agregamos queso rallado, y servimos las porciones.

Dado que en este plato es todo cocido, la sugerencia es incorporar enzimas a través de una ensalada previa, o bien de un buen vaso de jugo de frutas y verduras previo a la cena….o por qué no una sopita cruda (que no es sinónimo de sopa fría!).

 


Social



Comentarios