Fainá a la cebolla

faina

Muy fácil de hacer, rebozante de proteínas vegetales y realmente sabrosa.

Ingredientes

  1. Harina de garbanzos, 300 gr
  2. Aceite de oliva de primera presión en frío, 60 gr
  3. Agua confiable, 1 litro
  4. Sal sin refinar, 8 gr
  5. Cebolla deshidratada, 3 cdas

Utensillos

  1. Balanza
  2. Licuadora
  3. Placa de horno
  4. Horno

Elaboración

  1. Colocamos la licuadora sobre la balanza, y luego la prendemos
  2. Agregamos todos los ingredientes
  3. Licuamos muy  muy bien
  4. Dejamos reposar no menos de 40 minutos
  5. Volvemos a licuar
  6. (opcional: agregamos un poco más de cebolla y simplemente la mezclamos con cuchara)
  7. En una placa aceitada, volcamos la mezcla
  8. En horno precalentado, introducimos la placa, y dejamos que se cocine a unos 180ºC hasta que al espiar corroboremos que está levemente dorado y se ha empezado a despegar de los bordes.

Nota

Esta fainá es ideal para comer al mediodía (como fuente de proteínas que es), acompañada o precedida de una buena cantidad de ensalada  verde.

Resulta más digestiva que la convencional pizza, ya que ésta se basa en materias primas y combinaciones  poco fisiológicas.


Social



Comentarios

  • Gracias Sun Son!!! Sï, estuve bastante ocupada tanto con la web, con el libro y con el Video Taller. Te agradezco tu perseverancia a pesar del impas que me tomé. Un gran saludo!!!

  • Vale Boruch

    Karen, una consulta. Uno puede acompañar cualquier comida cocida con algo crudo o, en algunos casos debería comer lo crudo un rato antes? Yo imaginaba que debía comerse media hora antes, aunque nunca lo puse en práctica y justo me metí a ver qué decía acá, ya que recordaba que habías comentado algo.
    Gracias!