Polenta de Amaranto

polenta de amaranto

Con una consistencia semejante a la tradicional polenta -de maíz-, este delicioso plato presenta algunas ventajas sobre aquélla: el amaranto aún no se ha manipulado tanto como el maíz, ni requiere de las fuertes fumigaciones a las que hoy por hoy se expone a aquél, y su constitución nutricional es tan valiosa, que incluso la OMS ha llegado a afirmar que un astronauta bien podría alimentarse sólo de este grano.

Ingredientes (como para dos personas)

  1. Semillas de amaranto, 1 tz
  2. Agua, 3 tazas
  3. Aceite de oliva, a gusto (recomendado: entre 2 y 3 cdas)
  4. Sal, a gusto
  5. Ajo en polvo/cúrcuma/ pimienta negra/ nuez moscada, pizcas.

Utensillos

  1. Sartén amplia
  2. Molinillo o licuadora

Elaboración

  1. Colocamos la taza de amaranto en la sartén, a fuego fuerte
  2. Removemos constantemente para evitar que se transforme en amaranto inflado, o peor aún, que se nos queme. Esto lo podemos efectuar con una cuchara de madera, o bien moviendo frecuentemente la sartén desde el mango.
  3. Cuando las semillas han cambiado su color (las veremos más doraditas), y emanan un agradable olor a tostado, apagamos el fuego.
  4. Las molemos, ya sea en molinillo o en licuadora. Debe quedar una fina harina. Si queremos lograr una textura absolutamente homogénea, entonces la indicación sería tamizar (en este caso, partiríamos de una taza y un cuarto, aproximadamente).
  5. Volvemos a colocar nuestro amaranto ya molido y tostado en la sartén (o bien una cacerola), y le agregamos 3 taazas de agua. El fuego debe ser medio-bajo. Personalmente, me quedo al lado, revolviendo.
  6. Cuando se consumió el agua, probamos. La consistencia ha de ser bien blanda, de lo contrario, agregar un tercio de taza de agua más y seguir revolviendo hasta que otra vez se consuma.
  7. Ya con fuego apagado: agregamos oliva, sal y demás condimentos. Revolvemos muy bien, y tenemos así la polenta base de amaranto. Podemos consumirla directamente, o agregarle alguna salsa, queso rallado vegetal, etc.

Nivel Nutricional

  • Las variedades no manipuladas de amaranto hasta la fecha son dos: cruentus y apocondríacus.
  • El porcentaje de sus proteínas sobresale notablemente en comparación con el de los demás cereales, pero lo más llamativo es la calidad o perfil nutricional de estas proteínas. En general los cereales tienen al aminoácido lisina como limitante (es decir que en caso de tenerlo, se halla en muy baja proporción), mientras que éste se halla en el amaranto en buenas cantidades. Y si hablamos de amonoácidos, este pseudocereal posee todos los llamados esenciales, o sea que nuestro cuerpo debe sí o sí incorporar mediante la alimentación. Resumidamente, sus proteínas son de alto valor biológico.
  • Posee también mayor cantidad de ácidos grasos (favorables para nuestra salud) que los demás cereales (ronda en un 7%). Posee los valiosos omega 3, y otro ácido graso muy valorado por sus beneficios sobre nuestra piel (gran humectante, entre otros), el escualeno.

Porcentajes aproximados de proteína  en distintos cereales    

  • Amaranto: 16 a 18
  • Maíz: 9 a 10
  • Arroz: 7 a 10
  • Trigo: 12 a 14

Conclusiones

Nutricionales : el amaranto, enmarcado en una dieta equilibrada, es un alimento ideal para períodos de crecimiento, cuadros de desnutición, períodos de mucha exigencia / desgaste, y también en dietas de transición hacia el vegetarianismo (donde el organismo está acostumbrado a recibir altas dosis de proteína animal).

Higienistas: es el cereal que menos manipulado aún  está. ya desde lo genético, como desde las fumigaciones. Esto repercute indudablemente en la salud de nuestro planeta, como en la de nuestro organismo.

Consejo: Se recomienda consumir abundante agua durante la jornada en que se ha incluído amaranto, pues esto ayuda a optimizar la metabolización de sus proteínas.


Social



Comentarios

  • Vale Boruch

    Hace un ratito, nomás nos comimos una polentita de amaranto!!!! Mmmmmmmmmmmmm!!! Exquisita!!!!!!
    Gracias x alegrarnos las pancitas!!!!